INFECCIONES GINECOLÓGICAS

INFECCIONES VAGINALES OCASIONADAS POR HONGOS

¿Qué son?

Son la invasión por hongos que ocasionan irritación de la vagina y la vulva (área alrededor de la abertura vaginal) condición conocida como vulvo-vaginitis.

Las infecciones vaginales por hongos son muy frecuentes, aproximadamente un 75 por ciento de las mujeres tiene al menos una infección vaginal por hongos en el curso de su vida.

¿Cuál es el agente causal de la vulvo-vaginitis por hongos?

Es producida por un tipo de hongos denominado Cándida, siendo el más común la especie Cándida albicans, en cuyo caso se llama “Candidiasis vulvo-vaginal”. Aunque dichos hongos pueden encontrarse transitoriamente en vagina y vulva, estos están controlados por la presencia de otros microorganismos beneficiosos que evitan su desarrollo y proliferación excesiva y el riesgo de infección. Bajo algunas circunstancias puede perderse este balance dando lugar a infección.

¿Cuáles son los signos y síntomas?

Pueden ser muy variados y de diferente grado o intensidad, desde leves o moderados hasta muy molestos o severos.

Entre ellos tenemos:

· Enrojecimiento (eritema)

· Picazón (prurito) o escozor

· Flujo vaginal abundante, de color blanquecino, sin mal olor, parecido al requesón (aunque su volumen y apariencia pueden variar)

· Ardor o dolor al orinar (disuria)

· Coito doloroso (dispareunia)

¿Cuáles son las condiciones que pueden propiciar la infección?

Las condiciones que aumentan las probabilidades de infección por hongos son:

· La diabetes no controlada, debido a que los altos niveles de azúcar en sangre favorecen la reproducción del hongo.

· Los cambios hormonales propios del embarazo.

· Los anticonceptivos orales.

· Disminución de las defensas, por agentes inmunosupresores.

· El uso de antibióticos, los cuales rompen el equilibrio al eliminar las bacterias beneficiosas en la vagina.

· Alteración del ambiente vulvo-vaginal: humedad, temperatura, acidez.

¿Cómo reducir el riesgo de infección vulvo-vaginal por hongos?

Para reducir el riesgo de infección se debe evitar alterar el equilibrio ambiental vulvo-vaginal en lo que respecta a la población de microorganismos beneficiosos y a las condiciones de humedad y de temperatura local.

En este sentido se recomienda lo siguiente:

· Evitar el uso indiscriminado de antibióticos, porque pueden eliminar los microorganismos beneficiosos, propiciando el desarrollo de los hongos.

· No aplicarse duchas vaginales

· No utilizar perfumes ni aerosoles a nivel vulvar, ya que causan irritación.

· Evitar el uso de ropa interior de nylon, pantimedias, lycras y pantalones ajustados, lo que aumenta la humedad y temperatura local dando lugar al desarrollo de los hongos. Es preferible el uso de ropa interior de algodón.

· No compartir el uso de objetos personales como trajes de baño, toallas, etc.

¿Cuál es el tratamiento para la infección vulvo-vaginal por hongos?

Las infecciones por hongos pueden ser tratadas con medicamentos denominados antimicóticos o antifúngicos, de uso local, es decir, de aplicación directa sobre la zona afectada. Los antimicóticos pueden actuar de dos formas: evitando el desarrollo y proliferación del hongo (fungistáticos) o destruyéndolos (fungicidas).

Por lo general los antimicóticos ginecológicos se pueden utilizar en forma de óvulos, para su aplicación intravaginal profunda, o en forma de crema, para ser aplicados a nivel vulvar.

LETIFEM dispone de un eficaz producto para el tratamiento de las infecciones vaginales causadas por hongos, cuyo principio activo es el sertaconazol, antimicótico de acción fungistática y fungicida a la vez para erradicar eficazmente el hongo, evitando así repeticiones o recurrencias de la candidiasis vulvo-vaginal.

Dicho producto es GYNO ZALAIN DUAL. Su presentación incluye un óvulo para ser aplicado una sola vez vía intravaginal y un tubo con crema para su aplicación directa a nivel vulvar, una vez al día durante siete días.